Archive for Columnas

Fidel Castro

Detalles
Asención Sánchez Vázquez

fidelcastro_ataud.jpg

Circula por la Internet versión de potencial muerte del revolucionario cubano Fidel Castro Ruz. Incluye foto y presunto análisis médico sobre la gráfica. Agregan calificativo político y hasta riesgos del porqué no habrían dado a conocer el hecho. Y hasta de la capacidad de embalsamiento de los rusos. Stalin, el ejemplo.

Fidel cumplió 80 años el pasado 13 de agosto.

Infancia y juventud
(Tomado de Wikipedia)

Castro nació en el barrio de Birán, en Mayarí, un poblado de la antigua provincia de Oriente en 1926, como hijo extramarital de un emigrado gallego, Ángel Castro Argiz, y su cocinera, Lina Ruz González. Su padre, quien había alcanzado una sólida posición económica, envió a sus dos hijos varones a la escuela pública de Birán hasta los siete años, y luego los ingresó como internos de los colegios jesuíticos de Lasalle y Dolores en Santiago de Cuba, donde Fidel asistiría hasta 1941. En 1942 ingresó al colegio Belén de La Habana y, tras finalizar el bachillerato en 1945, a la Universidad de La Habana para estudiar derecho, de donde se graduaría en 1950.

Durante sus estudios Castro militó en la Unión Insurreccional Revolucionaria, grupo dirigido por Emilio Tró en la Universidad de la Habana, y a partir de 1947 en el Partido Ortodoxo. Como miembro de este último promovió acciones para reclamar la destitución del dictador dominicano Rafael Trujillo, y formó parte de la Expedición de Cayo Confite, dirigida por un miembro de una faccción rival, Masferrer, con el objetivo de derrocarlo. En el campo de entrenamiento, Castro arengó a las tropas, siendo sorprendido por Masferrer, que ante testigos presenciales le propinó un bofetón para que se callara. En 1959 Castro envió a un oficial del Ejército Rebelde a Miami (conocido por “el Mejicano”), para que ejecutara a Masferrer, el cual lo que hizo fue pedir asilo político. No obstante Masferrer fue asesinado en el exilio cuando una bomba hizo volar su coche en 1975.

En 1948 fue enviado a Colombia como delegado de la Federación de Estudiantes Universitarios a la IX Conferencia Interamericana; estaba citado para encontrarse con el candidato a presidente Jorge Eliécer Gaitán la misma tarde en que éste fue asesinado. Castro, que admiraba a Gaitán, confesaría años más tarde que el evento ejercería gran influencia en su decisión posterior de prescindir de la vía democrática para acceder al poder. A su regreso a Cuba, contraería matrimonio con Mirta Díez Balart, una estudiante de filosofía de una acomodada familia habanera.

En 1950 obtuvo su diploma en leyes. En 1951, tras el suicidio de su amigo Eduardo Chibás, líder del Partido Ortodoxo, asumió la dirección del mismo; se contaba con su candidatura al parlamento en junio de 1952, pero el golpe de estado del general Fulgencio Batista derrocó el gobierno de Carlos Prio Socarras y anuló las elecciones. El golpe, avalado por el gobierno estadounidense, que reconoció rápidamente a Batista, provocó la desazón de Castro, quien renunció a sus cargos en el Partido Ortodoxo.

La Revolución

Fidel Castro acusó a Batista ante los tribunales de violar la constitución, pero su petición fue rechazada. Como respuesta organizó un ataque armado contra los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, ambos en la provincia de Oriente el 26 de julio de 1953. El ejército de Batista torturó y ejecutó a más de ochenta atacantes. Fidel Castro fue hecho prisionero, juzgado y sentenciado a quince años de prisión. (En el alegato final del juicio, Fidel Castro pronunció un discurso conocido como La historia me absolverá, en el que defendió sus acciones y explicó sus puntos de vista políticos). Tras 22 meses de prisión fue liberado durante la amnistía general de Mayo de 1955 y se exilió en México y en los Estados Unidos.

Regresó a Cuba con otros exiliados del Movimiento 26 de Julio el 2 de diciembre de 1956 a bordo del yate Granma. A los pocos días del desembarque son sorprendidos en Alegría del Pío. Los pocos sobrevivientes (entre ellos, Ernesto Che Guevara, Raúl Castro y Camilo Cienfuegos) se retiraron a la Sierra Maestra, desde donde libraron una guerra de guerrillas contra el gobierno de Batista. Los revolucionarios ganaron apoyo popular y contaron con más de 800 combatientes. El 24 de mayo de 1958 Batista envió diecisiete batallones contra los rebeldes en la Operación Verano, pero los revolucionarios encadenaron una serie de sorprendentes victorias. Consiguieron deserciones y rendiciones masivas de las tropas de Batista. El 1 de enero de 1959 Batista abandona el país y Fidel Castro hace su entrada triunfal en La Habana el 8 de Enero.

Gobierno

Fidel Castro fue nombrado Primer ministro el 16 de febrero de 1959 y Presidente de la República de Cuba el 3 de diciembre de 1976. Actualmente es el Comandante en Jefe del ejército cubano, Presidente del Consejo de Estado y Presidente del Consejo de Ministros además de Diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Es necesario resaltar que su hermano Raúl Castro es Ministro de Defensa, Primer Vicepresidente del Consejo de Estado y Vicepresidente del Consejo de Ministros.

Fidel Castro es el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, en tanto su hermano Raúl es el segundo secretario del mismo.

Crisis de los misiles

La URSS apoyó al gobierno revolucionario de Cuba al mando de Fidel Castro, mientras que la operación fracasada de Bahía de Cochinos que dio muestras inequívocas de la oposición de Estados Unidos a un gobierno comunista a escasos kilómetros de sus costas. Ante esto, la URSS vio en Cuba la base necesaria para el apoyo a nuevas oleadas revolucionarias pro-soviéticas en países americanos, así como por su cercanía a Florida, una base militar desde donde poder amenazar a los Estados Unidos sin que éstos tuvieran tiempo de reacción, igualando así la amenaza que significaba para los soviéticos los misiles norteamericanos emplazados en Turquía, estado fronterizo con la URSS. Por ello, el líder soviético Nikita Jrushchov y su gobierno decidieron asegurar la isla con la instalación de bases de misiles, con capacidad para alcanzar Estado Unidos y dispuestos para llevar cabezas nucleares.

La instalación fue descubierta por las fotografías de un avión espía estadounidense, tras lo que Kennedy ordenó establecer una cuarentena y un cerco alrededor de la isla, desplegandose barcos y aviones de guerra estadounidenses. Jrushchov dirigió un mensaje a Kennedy el 24 de octubre: “…la URSS ve el bloqueo como una agresión y no instruirá a los barcos que se desvíen”; pero en las primeras horas de la mañana, los buques soviéticos disminuyeron la velocidad y regresaron o alteraron sus rutas.

Ante la problemática de tal enfrentamiento en el contexto de la Guerra Fría, Castro tomó partido por una respuesta nuclear ante un posible desencadenamiento de las hostilidades. Sin embargo, Jrushchov propuso a Kennedy el desmantelamiento de las bases soviéticas de misiles nucleares en Cuba, a cambio de la garantía de que Estados Unidos no invadirá a Cuba ni apoyará operaciones con ese fin, y del desmantelamiento de las bases de misiles nucleares norteamericanas en Turquía, condiciones que Kennedy aceptó.

El enfrentamiento con Estados Unidos

En abril de 1961 ante la inminencia de la invasión patrocinada por la CIA, declaró el carácter socialista de la revolución durante una concentración popular en La Habana. Posteriormente dirige personalmente las tropas que derrotan, en menos de 72 horas, la invasión en Playa Girón.

El 13 de marzo de 1968 planteó la «ofensiva revolucionaria» y anunció la nacionalización de todos los establecimientos que aún estaban en manos de propietarios privados. La medida, que afectó a inversores estadounidense fue causante del bloqueo económico al que desde entonces Cuba se ve sometida.

El 15 de octubre de 1976, en la despedida de duelo a las 73 víctimas mortales del atentado terrorista presuntamente realizado por la CIA a un avión de Cubana de Aviación en Barbados, pronuncia uno de sus discursos más conmovedores: «¡Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!».

En octubre de 1995 participa en las celebraciones por el 50 aniversario de la ONU en Nueva York y pronuncia un discurso ante la Asamblea General.

En enero de 1998 recibe al Papa Juan Pablo II en La Habana.

Actualidad

El 23 de junio de 2001 sufrió un desmayo al pronunciar un discurso en La Habana. Posteriormente declaró: «Realmente después de mí, (Raúl) es el que tiene más experiencia, más conocimiento. Quizás no se le conozca bien. Yo lo conozco bien no sólo por razones familiares, sino por la guerra, por su diario, por sus detalles, su meticulosidad, su honradez».

Agregó que si repentinamente sufriese «un infarto, un derrame, una muerte súbita, digamos
un choque, o aquella gente (haciendo referencia a grupos anticastristas) usa un rayo laser o ultravioleta o no sé de qué cosa y me ponen a dormir para toda la eternidad, entonces ¿quién es la persona con más autoridad y más experiencia?; Raúl».

Oliver Stone realizó en 2003 el documental “Comandante” que pretende ser una biografía intimista de Fidel Castro. Posteriormente denunció presiones del gobierno de EE.UU. para impedir la exhibición de esa película en ese país.

En una carta dirigida al presidente de EE.UU. George W. Bush, Fidel Castro expresó: «Puesto que usted ha decidido que nuestra suerte está echada, tengo el placer de despedirme como los gladiadores romanos que iban a combatir en el circo: Salve, César, los que van a morir te saludan. Sólo lamento que no podría siquiera verle la cara, porque en ese caso usted estaría a miles de kilómetros de distancia, y yo estaré en la primera línea para morir combatiendo en defensa de mi patria.»

Actualmente lleva una gran amistad con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, con quien ha firmado numerosos convenios de cooperación entre ambos países. El más destacado hasta el momento es el conocido como Alternativa Bolivariana para América, ALBA.

El 31 de julio de 2006, el secretario de Fidel Castro, Carlos Valenciaga, anunció que Fidel delegaba provisionalmente sus poderes como Presidente del Consejo de Estado de Cuba en Raúl Castro, mientras se recuperaba de una intervención quirúrgica intestinal.

Hasta allí, información por demás conocida de Fidel.

Más recientemente circuló versión de padecimiento cancerígeno que desmintió, hace apenas unos días, prestigiado médico español.

No se si Fidel está muerto, o no. Lo que si se es que es el único adversario y/o enemigo político de los Estados Unidos al que nunca pudieron vencer. Aun así, y pese al embargo comercial, Cuba es potencia en diversos aspectos de la cotidianeidad: Medicina, educación, cultura y deporte.

Unos lo odian, otros lo idolatran en la isla caribeña. Pero ¿acaso no sucede lo mismo con todos los gobernantes?

Babalú.

asencion61@hotmail.com
tibosanchez@gmail.com

Anuncios

Comments (3)

La esperanza fallida.

Por: Rosario Ibarra

rosario_ibarra.jpgEl tañer de las campanas me hizo recordar mis años infantiles y los que siguieron, los de la “dorada juventud”. Cada año, el penúltimo día de cada uno de ellos, las iglesias se llenaban de gente buena, esperanzada en la vida futura, en la del futuro inmediato, en el año nuevo que estaba por llegar… Mi madre nos pedía que la acompañáramos a “dar gracias” y todos juntos caminábamos con ella hasta la iglesia del Sagrado Corazón, distante a escasas cuatro cuadras de aquel mi amado hogar de dulces recuerdos.

En el templo, todos de pie porque las bancas estaban ocupadas desde temprano, observaba hasta donde mi vista alcanzaba. Llamaban mi atención los rostros de gesto satisfecho de quienes oraban silenciosamente y de vez en cuando agachaban las cabezas en señal de gratitud y de incondicional sometimiento. Eran los ricos del barrio, los señores y sus familias, que no sabían lo que eran las privaciones, la escasez de todo, la renta obligada de cada mes, los muebles viejos y desvencijados, en fin, las tribulaciones desconocidas para ellos… en las que no querían ni pensar.

Luego mi mirada se empañaba de la tristeza que me producía ver a niños que quizá al salir del templo, cobijados por el calor humano que allí nos cubría, sintieran en sus cuerpecitos el frío que trae aparejado la miseria, ¡tan poca y tan pobre era su vestimenta!… pero la mirada de sus ojitos tristes se posaba en “el niño Jesús”, con un rayito de esperanza, porque ansiaban recibir, como él, el regalo de los Reyes, que pronto llegarían de tierras lejanas.

Seguía viéndolos a todos y encontraba rostros serios, adustos, de hombres que tal vez oraban en silencio por algo que sentían inalcanzable sin el favor del “milagro”.

Rostros de mujeres “entradas en años” que parecían implorar por recuperar algo de aquel pasado pleno de belleza y gracia, pero lo que abundaba en ese conglomerado era el fervor con el que se “agradecían los bienes recibidos” y la esperanza cimentada en que el nuevo año tendría que ser mejor (cosa curiosa que se espere algo mejor del año venidero, cuando cada año nuevo nos acerca más al fin).

Mi familia entera, la verdad sea dicha, sí tenía que “dar gracias”.

Nadie había enfermado, la casita que habitábamos era nuestra, mi honrado padre trabajaba en lo que le gustaba y vivíamos de lo que él ganaba, no con lujo, pero sin las tribulaciones que atosigan a tanta gente. Mi hermano, mi hermana y yo estudiábamos y conocíamos lo que era divertirse: pasear, bailar, cantar, reír a carcajadas con amigas y amigos… en fin, disfrutábamos la existencia a plenitud, con la dicha de tener a nuestro lado a esos dos seres que nos dieron la vida… ¡Nada nos hacía falta! Y unidos a la devoción de mi madre, dábamos gracias… pero algo desde entonces y aun antes, desde que era niña, me inquietaba.

¿Por qué unos pocos tienen tanto y tantos tienen tan poco o casi nada o nada? Ese pensamiento enraizó en mi mente y fue creciendo y quedó en él como un árbol centenario indestructible.

Y la semilla de ese árbol ha caído también en muchas mentes.

Y como en la mía ha crecido y se torna indestructible porque son muchos los años ya de dolor, tristeza, de la pena que ha desparramado entre millones de seres la desigualdad creada por la avaricia de los poderosos… Y no les bastó la riqueza, quisieron el poder y la perversidad se los dio, y con él la injusticia que traía su bagaje de crimen a cuestas y en costal aparte, la impunidad que los vuelve intocables.

Por eso tal vez cada año son menos los pobres resignados que “dan gracias”… ¿Dar gracias por qué… por la esperanza fallida?

Dejar un comentario

Pinochet

Detalles
Asención Sánchez Vázquez

Dependiendo del cristal con que se mire, la muerte del dictador chileno Augusto Pinochet causó reacciones encontradas en su natal Chile.

Murió a los 91 años de edad por secuelas de infarto al miocardio. Tras el golpe de estado al socialista Salvador Allende en 1973, su gobierno, anticomunista y neoliberal, asesino y desapareció a miles. Torturó a otros tantos.

Despidió a partir del 73 a una tercera parte de los empleados de gobierno en sus tres instancias, privatizando, además, sectores que todavía, en México, se defienden a capa y espada, como el sector eléctrico.

Con el paso de los años consolidó una mejor economía para los chilenos, los cuales en su mayoría lo siguen repudiando, y festejando su muerte hoy en día, mientras otros lloran su ausencia física.

Acá entre nos, algo similar sucederá cuando, no falta mucho, Luis Echeverría Álvarez rinda tributo a la madre tierra. Se le acusa, con sobradas pruebas hoy por hoy, de la muerte de cientos de estudiantes el 2 de octubre de 1968 en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Al final del sexenio del desconcertante Vicente Fox, y como una cortina de humo por los conflictos postelectorales, un juez con una causa más perdida que la de Sonia Guadalupe Araujo Torres, de dirigir al PRI en Guaymas, busca sentenciar al ex presidente a cumplir condena en su hogar, como si éste fuera un vagabundo multimillonario.

Para Luis Echeverría no hay, ni habrá, más cárcel que su conciencia, si la tuviera. Pero no, muchos de los políticos se creen todopoderosos. La muerte o desaparición de quien consideran obstáculos, apenas un favor a la patria.

Fue el caso de Pinochet.

Es, hoy todavía, el de Luis Echeverría.

El de Ulises Ruiz en Oaxaca.

DEPORTES…

EL OAXAQUEÑO Vinicio Castilla fue el culpable. Sus declaraciones a favor de dar la oportunidad de probar suerte al coahuilense Joakim Soria en las Grandes Ligas, obligó ver un juego del pitcher de los Yaquis de Ciudad Obregón. Para mi fortuna, fue el perfecto que lanzó el sábado contra Naranjeros de Hermosillo. Con 22 años de edad, capaz de tal hazaña aun llevando a la cuenta completa en no pocas ocasiones a bateadores rivales, obliga pensar que su futuro es promisorio. Tiene temple y coraje, pero también la humildad necesaria para no lanzar las campanas al vuelo y, apenas minutos después del out 27 declaró estar pensando y dispuesto a trabajar para alcanzar su décimo triunfo, sin descalabro todavía. Vale felicitar la narrativa del histórico juego en voz de mi querido Charlye González Barrera, cronista de la tribu en las transmisiones de Telemax.

002.jpgLO QUE PARECÍA imposible no lo fue. Las Chivas del Guadalajara vencieron a domicilio a los Choriceros del Toluca en el estadio “Nemesio Diez”. La verdad que la actitud mostrada en la segunda parte del juego de vuelta debió conjuntar una motivación extra, quizá por parte del dueño del club, Jorge Vergara, quien a la hora de abrir la chuquera es más rápido que el Cachincho Ibarra a la hora de dar cuenta de unas “heladas”. Bien por ese equipo de jugadores mexicanos que nunca han dejado de ser protagonistas y son favoritos de millones de compatriotas.

Babalú.

asencion61@hotmail.com
tibosanchez@gmail.com

Dejar un comentario

Calderón presidente: Consumatum Est

Asención Sánchez VázquezDetalles
Asención Sánchez Vázquez

México y los mexicanos nos caracterizamos, entre otras cosas, por nuestra vulnerada capacidad de asombro, por reponernos a la brevedad posible de las tragedias, y, en temas político-electorales, por darle vuelta a la hoja y seguir adelante.

Eso es lo que hacemos los más en este país. Para millones el proceso electoral del 2006 concluyó unos cuantos días después de la jornada del 2 de julio.

Y como dice, y dice bien el compañero Luis Fernando Villa Escárciga, “El que ganó, ganó… y el que perdió, perdió”.

Es decir que somos muchos los que estamos conscientes que en la guerra, en el amor y en la política, todo se vale.

AMLOEn ese contexto, ciertamente se pueden reconocer cargadas oficiosas y empresariales a favor del hoy presidente Felipe Calderón, pero ¿a poco Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard Casaubón no tuvieron su dosis como candidatos a la Jefatura de Gobierno del DF?

Lo peor que le pudo pasar al PRD y su candidato, es que las pruebas presentadas fueron tan escasas como la preparación que registraron sus también escasos representantes de casillas, y tanto candidato balín.

No olvidar que las certezas morales no serán, nunca, pruebas legales. Que el Peje se rodeó de Salinistas químicamente puros en su momento, y que el desdén contra otros grupos al interior del Sol Azteca minaron su de por sí débil estructura político-electoral.

Desdeñó alianzas que le hubieran garantizado el triunfo, seguro de alcanzarlo, más nunca preparado para un resultado tan cerrado, y sin el fiel de la balanza a su alcance, atacadas las autoridades electorales en todas sus instancias por perredistas que, en extremo, ya se sentían ganadores.

La mejor ruta de AMLO y sus afines debiera ser, aunque no lo será, la marcada por el Nobel de Literatura José Saramago, quien lo invitó a capitalizar los votos obtenidos y trabajar para el proceso –la política es todo un proceso—electoral del 2012.

Por su parte, Felipe Calderón hizo lo que debía. Asistir al pleno de San Lázaro y tomar protesta. No hacerlo habría implicado debilidad y, la verdad de las cosas, Calderón no es Vicente Fox. Además es zurdo y los que no son diestros, son necios en sus decisiones.

Finalmente protestó. Es el presidente de México y no queda otra que esperar los 100 días de gracia para ver qué trae en la bola.

De lo que no tengo duda es que, con mucho, es más capaz que Vicente Fox. Lo anterior, fundamentado en su nacimiento político como pega posters y acomoda sillas. El haber ganado la candidatura al preferido del presidente Fox, y el haber remontado, alcanzado y superado en las urnas a un López Obrador marcado como amplio favorito durante meses.

Síntesis: Calderón es presidente y López Obrador tendrá la disyuntiva de seguir jugando al Tío Lolo, o cambiar la estrategia por otra que lo reencauce al objetivo de cambiar la política neoliberal que inició Miguel de la Madrid, continuó Carlos Salinas, fortaleció Ernesto Zedillo, consolidó Vicente Fox y Calderón no registra visos de cambiar el rumbo.

Babalú.

asencion61@hotmail.com
tibosanchez@gmail.com

Dejar un comentario